viernes, 10 de abril de 2020

Atemporales 005



I
Te aseguras si hay efectivo en la cartera de marca/
Detienes el auto solo para decidir por tu careta/
El fantasma de una princesa en el asiento trasero/
Ya no vas a la pasarela en la fiesta/
Un viernes más de reunión nocturna/
Ya no modelas/
Ya no te siguen/
Ahora opinas/
Y fumas/

II
La reina entre los naipes/
En silencio esperaban tu arribo/
Casi como una necesidad por tu presencia/
Por unos besos por saludo/
Casi con reverencias/
¿Cuántos conocían tus besos?/
¿Cuántos tu llanto?/
3 minutos para la 1 am/
Tu mirada se detenía en mis ojos/
Entrabas sin saludarme/
Me iba si despedirte/
10 minutos para las 4 am/
Me veías desde adentro/
Te miraba desde el taxi.

III
Hay tanto para recordar
La sangre corriendo desde mi labio inferior
Y yo arrancando lagrimas desde tu interior
Me elegiste para tu habitación
Te elegí para emborracharnos con the doors
…hay tanto por olvidar

©Fran Terrones Julca

jueves, 13 de febrero de 2020

Punzadas en el ático


Nuevos vistazos desde la misma ventana que da inicio al malecón de mis memorias sin emociones/
una y otra vez trato de imaginar un sentimiento propio de las imágenes que intentan cobrar vida/
vibrando en lo más hondo de mi cerebro/
convulsionando con las ideas que envío/
reaccionando con sensaciones que invento/
terminando sin el éxtasis a lo melancólico.

Viejos álbumes a 60 fragmentos por segundo trato de descifrar y cada uno me decepciona con interrogantes
no me reconozco como autor de cada escena que se representa/ dentro de este viejo espejo donde escondía medicina que jamás vencía/
este sofá soportara por última vez el peso de un ser humano/ mientras la radiante luz de la tarde me despierta/
¿De que podrían quejarse los arlequines postmodernistas si esta urbe fue exactamente el escenario donde podrían brillar?

Mis manifiestos relatan tesoros que nunca quise hallar
sin embargo, siempre estuve dispuesto al precio que tuve que pagar
las razones por las que adrede se pierde/
en secreto se gana/
y extrañas jugadas se ejecutan/
fueron tiempo y fantasía/
…o la fantasía de que fue nuestro tiempo.

Esta resolana le queda tan bien al cuerpo adolescente que flota sobre las letras de estos viejos escritos/
este polvo que despierta dibuja muy bien cada facción de un rostro que nunca volveré a ver durmiendo/
la noción del espacio que me aleja hoy de la realidad depende de lo que demore el sol en silenciar la calle/
quisiera contarle tantas cosas a tu adolescencia, pero es tan distinto el protagonismo del testimonio.

Las experiencias cuelgan desde mis hombros hasta el suelo como un velo negro/
nuevamente se escucha el sonido del ron llenando el vaso/
del cigarrillo quemarse mientras lo absorbo/
y de las canciones que resonaban una y otra vez en mi nocturna nación/
vuelvo a escribir/
volviste a dibujar?
volviste a la guitarra de tu mamá?
volviste a amar?
apostaría este sorbo y esta sonrisa a que tus pasiones te hicieron resucitar/
que tus sueños lograste reinventar/
y que tu ropa sigue tirada sin esperanza de poderse ordenar.


©Fran Terrones Julca 

domingo, 15 de diciembre de 2019

Por fin unas letras para ti



Solía saber que estabas ahí/
ahora simplemente tu esquina está vacía/
solía saber lo que me dirías/
ahora simplemente tengo al cielo está sordo.
Solía saber lo que pensarías cuando mis pasos me llevarán a tu reclamo/
por perder el tiempo pensando en oscuras vivencias/
como si de un destino circular se tratara mi suerte.
Solía saber lo que dirías cuando llegaban mis miedos a tu universo/
me esperarías con esos toques de ingenuidad y fortaleza tan sólidos/
como el pavimento donde nos conocimos.
Solía saber que estabas ahí/
tras la neblina/
el tiempo/
nuestra vida/
…y ahora en el silencio eterno.

(…me dijiste “escribe cuando te vuelvas a sentir así”
  por fin te hice caso…)

Para Eve

miércoles, 2 de octubre de 2019

No lo vi venir


Aún recuerdo cuando podía hacer caer las estrellas desde mis manos hasta tu rostro tan joven/
 que se resbalaban dibujando la mismas líneas temporales y lumínicas/
que por fin nos separaron/
pues no entendimos que debías ser/
y yo debía desaparecer.
Ahora entiendo lo que viste en mis ojos cuando le preguntaba al viento/
porque elegiste mi boca para guardar tus sagrados besos/
por fin emprendimos vuelo/
tu debías desaparecer/
y yo observar...
cambiar todas las escenas por pinturas que se irían disolviendo/
en mi cuerpo/
en mi mente/
en las fotografías carentes de esencia.
Aun recuerdo cuando lo nuestro era algo más que un secreto con imaginarios testigos/
de los que al fin asistí a sus entierros/
aun recuerdo como era el romance/
como escucharlo todo de un cassette/
o verlo todo desde un carrete.


©Fran Terrones Julca

miércoles, 14 de agosto de 2019

La reina de las estaciones


I
El cielo oculta su mirada vigílate tras las blancas nubes/
va dejando de ser la princesa del verano/
para ser coronada por el invierno.

II
Querida este invierno no es peor que el anterior/
solo extrañas el calor que solo te daba el sol/
niña los besos serán siempre distintos/
aunque insistas que son idénticos bajo el sol/
esta es la misma vereda/
este es el mismo cielo/
este sigo siendo yo/
querida los tragos solitarios no son mas tristes en este bar/
ni esperanza más esquiva hoy que cuando la empezaste a ocultar/
niña nuestros errores siempre estarán ahí/
aunque insistas que se incineraron bajo el sol/
esta es la misma ventana/
este es el mismo techo/
y este sigue siendo el mismo trago.

III
Si pudiéramos vivir como son ahora nuestros recuerdos/
estos se disolverían como el aniego ocasional en la puerta de casa/
verás, mis recuerdos no los puedo publicar para recibir un aplauso/
están a la altura de mis fantasías/
son locuras lejos de la veracidad/
pero tan reales como nuestro pesar.

   
IV
Cuando te recibió este mundo fue en una estación extinta/
las hojas se rendirán con lentitud/
el calor lentamente se desprendía de nuestra piel/
tu tiempo llego con el espacio acogedor de la oscuridad/
infinita hasta donde tus pensamientos podían llegar/
cuantas veces dejaste que la luz natural quemara cada sentimentero de tu ingenuidad/
para alumbrar tus ilusiones con la artificial luz de la ciudad/
cuando el mundo te recibió fue en una estación que olvidó/
¿Hay chance para que lo mismo pase con tu amor?

V
Me honra su majestad brindando conmigo hasta el final
me honra apagando su mundo virtual para pisar en mi compañía el desagradable reino de la realidad
se ha consumido mi tiempo con la nicotina que yace en nuestro cenicero
así que le invito al ultimo baile que se ha de realizar en esta urbe
donde simplemente no se puede reconocer la lealtad
donde la confianza es el valor más arisco
donde las victimas nunca serán especiales
pero vuestra asistencia podría hacer la diferencia.


© Fran Terrones Julca




viernes, 31 de mayo de 2019

Maestro en las artes melancólicas





Algún día todos creerán que no los necesitas 

algún día todos aprobaran tu independencia 

algún día todos te reconocerán por las calles 

por los bares 

por las fiestas de guardar 

Cuando eso pase podrás dormir tranquilo 

podrás verla los ojos 

podrás pasear por los parques 

Con la cabeza en alto 

con el orgullo de la escolta 

con la seguridad del farsante. 

II 

Un día como hoy despertaste dueño absoluto de la indomable idea de la suerte 

y como nunca en tu vida viste girar las consecuencias alrededor de tus movimientos 

abierta la ventana volaron exhaustas tus absurdas pretensiones de autoexilio 

como un maestro en las artes mágicas cambiaste el outfit que cubría una apariencia 

abriste la puerta dejando en libertad esas mascotas que disfrazaste de demonios 

como un prisionero recién liberado la cotidianidad se te presenta completamente distinta 

un día como hoy el mundo reconoció tu unidad 

y nunca más nada volvió a ser como ayer 

III 

Reconoces la voz 

ese grito de auxilio 

era tuyo 

Reconoces la sensación 

ese dolor 

no era tuyo 

Reconoces el amor 

infructuosa búsqueda 

estaba contigo.

© Fran Terrones Julca







viernes, 10 de mayo de 2019

Días sin payasos


I
de pronto los rostros se igualaron/
y el frio se sintió tristemente familiar/
como a soledad/
como a comodidad/
como a esa verdad que realmente le había perdido/
como nuestra existencia disuelta en este mundo.
II
El cielo sobre mi andar no volvió a ser el mismo/
sin su habitual emoción se presentan los días y las noches/
algo falta en la ecuación que le da forma a mis días/
no puedo oír nada más que aquellas canciones/
no puedo recordar los sueños que conformaban mi esperanza/
no puedo sentir el aroma del amanecer/
no puedo percibir el tiempo que recorre mis venas/
realmente he pasado a las filas de los fantasmas.
III
Las razones por las cuales decidí perder/
yacen pudriéndose camino al paradero/
las excusas por las que deje me mintieran/
se alejan como insectos que odian el día/
la conciencia que adquirí de mi autosabotaje/
no resulto tan pasajera como el ardor del ultimo trago.
IV
¿Cuantas veces la desilusión fue mi alfombra que vuela
entre los edificios desteñidos por el paso del sol?
¿Cuantos rostros dejaron caer su máscara de anónimos para formar parte de mi tropa de sobrevivientes?
¿Cuantas veces he estado de vuelta por estos viajes sentimentales para observar la realidad desde lo alto?
¿Cuantas veces la novedad fue el sendero que me ha llevado a tener nuevas visiones de las formas y su fondo?
¿Cuantas veces se puede tener un cachorro y descubrir que el infierno no era lo suficientemente caliente como para derretir un corazón?
© Fran Terrones Julca

Interesante

Atemporales 005

I Te aseguras si hay efectivo en la cartera de marca/ Detienes el auto solo para decidir por tu careta/ El fantasma de una princes...