martes, 6 de junio de 2000

La fuga


Desde lo alto
¿Qué son esos centelleos?
son sueños que se reinventan en las calles
son miles estrellándose en el suelo
en las paredes sucias
mueren sin darse cuenta;
el rebaño
¿Qué hacer al respecto?
viven en lo etéreo de sus propios espejismos
bucean en lo etílico de sus alucinaciones agónicas,
crecen en la supuesta inmortalidad de sus jóvenes pensamientos;
aquí
lugar perdido en eternas manos adolescentes,
producto de una estricta y perenne casta social;
me retiro por el conducto seguro de mi mortalidad.

1 comentario:

  1. Mi muy inspirador poeta amigo...Por alguien como tu que comprende que la vida es un real aprendizaje,
    Que en sus ondas entrañas y suspiros de fuego deja el corazón abierto
    Con este conocimiento, con esta inspiración...vaya que vale mil veces la pena estar vigentes, esperando ansiosa que haya una publicación mas puesta aquí...Tu esencia es un divino tesoro a salvo de la avaricia humana. Un aplauso, una ovación a este ser que llena con sus letras el corazón de una lectora más, pero que te tiene en este cajón que llevamos en el pecho un sitio reservado y muy especial...ABRAZO

    ResponderEliminar

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...