lunes, 24 de abril de 2006

Viernes

Viernes diurno
y te hiciste humo
en otro mundo
las cenizas de tu piel se mezclaron con el carbono de los autos
llegan hasta mi escenas que detesto
se eleva toda una ciudad abandonada
y se habita con la gente en una gran acción sistemática
lentamente...










Viernes nocturno
ahora
camino en un viejo carrusel
corroído por la cerveza que corre como un río inagotable
por las calles grises que se van coloreando de negro
sobre un horizonte de brea
mi cuerpo se desliza en el intermitente juego de luces coloridas.










Por primera vez
olvidé el dolor del fondo
el estar tan cansado de despertar
el porque tener que marcar un punto en el espacio que crea mi alma
buenas noches viernes.

continúa mañana...

2 comentarios:

  1. Definitivamente una de las más tristes abandonadas poesías.

    ResponderEliminar
  2. días que van y vienen, días que se olvidan pero a los cuales siempre llegamos, en aquel entonces, todos eran iguales, simplemente "Días"

    ResponderEliminar

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...