domingo, 18 de junio de 2006

A tientas

Se abren y cierran lentamente estos ojos que te observan
a tientas vas
con un vestido corto y una mueca sonriente
entre campanas de vedad que nunca suenan
aquí te encuentro sin dirección y llena de apuestas en falso
me hago a un lado.

En la paz que ofrece la oscuridad y en un silencio solemne
a tientas vas

topándote con una manta de soledad
aunque sin buscarla
pues sales huyendo arrastrándola en tu sombra.




¿Cuánto tiempo planearas sobre las reglas de este juego vulgar?
¿Cuánto tiempo hasta que a la mira de un cazador ingreses a bailar?

A tientas con una sonrisa entumecida de mimo en decadencia
con una máscara que no engaña a los lobos malditos que disfrazados todo te ofrecen

“ADELANTE”
LA NOCHE ES TU CASA

A tientas por la segadora luz de los faros y adornos en los autos,
víctima
presa sabrosa disimulando su búsqueda
me hago a un lado
te hago a un lado.

1 comentario:

  1. La presa que busca ser víctima siempre goza de la peor suerte ..

    "topándote con una manta de soledad
    aunque sin buscarla
    pues sales huyendo arrastrándola en tu sombra."

    me encanta!!

    ResponderEliminar

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...