domingo, 1 de noviembre de 2009

II.

En el amarillo filo de la autopista /
en la rivera/
el llanto de este poema borra sus letras/
se escurre el negro tiente /
este verso es un parpadeo/
un abandono/
un niño/
lo que fue y se borra/
lo que no vuelve/
flota esta página de vertida gama/
en un viento que su nombre mantiene /
pero sin ser nunca el mismo aire…

Interesante

...

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...