lunes, 23 de mayo de 2011

Colores antiguos

    Esta claridad no quema, no ilumina como en los terribles veranos, los problemas laborales me infectan y callan mis ecos, todo lo que queda del pasado, todo a mi alrededor se convierte en un esquema repetitivo, colores atenuados por el carbono sobre las edificaciones, algunas aves que se contrastan en negro rompen el cielo, pero el color de sus ojos… si aun lo recuerdo; de forma inevitable este piso se está volviendo un desierto que se tragará las sensaciones sin  conexión, sin nadie de ancla.
   Con este filoso lastre me voy a hundir en una misteriosa he incomprensible estrategia tan propia de mi persona...   aunque pueda con la soledad; este tedio diario insípido resulta demasiado aburrido, las cuchillas que extirpan capa tras capa mis sensaciones trabajan a una velocidad admirable, casi con la destreza de un experimentado cirujano y mientras el corazón se va marchitando para terminar siendo una suerte de maquinaria sin emoción esta se va convirtiendo también en un estorbo.
   Las horas me sobran, los días, los meses, todo parece convertirse un solo estado, como si hoy, que camino sobre esta vereda a media tarde, estuviera en realidad caminando fuera de nuestra invención de horas, días o meses, mi mente afectada no recuerda mucho mas atrás, aunque esto no es un juego mucho se está perdiendo, necesito afinar mis emociones, ¿Alguien además de mi de mi quiere un trago?

3 comentarios:

  1. Gracias por tu sensibilidad Fran. Veo tus torres en alerta permanente, para sentir tu soledad de pararrayos y que tampoco nunca te acompaña, pues solo no estas, yo estoy a tu lado aun en la distancia. La liberación pura, me dejaste con boca de sorpresa, definitivamente, Dios te ilumina, siempre que te leo pienso… es lo mejor que he leído en este tiempo, y luego leo otro más, en fin me encantó, me fascinó, me transportó, me broto la emoción y me dejo henchido el pecho en un suspiró, te mereces lo mejor de esta vida mi amigo querido. Gracias por compartir tu esencia. Un beso grande. ♥

    ResponderEliminar
  2. De nuevo en tu gran sensibilidad aunque tus letras se muestran muy crudas y con velo de melancolía se envuelven, veo esa gran fuerza en este andar donde los obstáculos son de gran prueba pero de gran crecimiento también, me encantan tus escritos.

    ResponderEliminar
  3. La vida se transforma en una recta, todo es mas de lo mismo .. día tras día, esperando .. teniendo la ilusión de que algo haga saltar la chispa que encienda de nuevo nuestras emociones ..
    Como un velero en alta mar, esperando esa racha de viento que lo haga avanzar .. pero no hay nada, solo una asfixiante calma total ..
    Excelente Fran, gracias por compartir :)

    ResponderEliminar

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...