viernes, 3 de junio de 2011

¿Preguntas?

     Hasta aquí he de llegar, cargo mas alegrías que penas de esta aventura, he cruzado aquel horizonte de edificios y temporales, ahora debo dejar volar el pichón herido pues los sueños recogidos se deben alejar de la realidad.
     Otra vez el taxi vacío y el rumor del motor, es aun temprano y Lima esta inquieta para variar, el espacio vacío que ella ha dejado es llenado por el helado viento que entra por la ventana, trato de aferrarme a su recuerdo mirando su espacio pero este taxi avanza veloz por el tiempo.
     No puedo oír la música que sale por mis audífonos, esta se pasea por mi cerebro sin ser detectada, abrumado por la extrañeza, distraído en mi ironía, infectado por la ausencia.
¿Porque decir la verdad si nadie me cree?!!!" fue lo que grite cuando un amigo me bajo del equilibrio que practicaba sobre el muro del malecón, emanando licor por los poros, lo recuerdo como si fuese ayer y a pesar de los años, hoy, mientras las luces pasan a pasan ¿Me lo tengo que preguntar de nuevo?, muchas veces uno olvida que nos desenvolvemos como insectos bajo preguntas que no deberíamos hacer, he asimilado tantas realidades que muchas veces he creído que mi cerebro perderá la facultad de pensar, ha veces pienso que los entes que me rodean simplemente dejaron de pensar porque no es una actividad para el horario de oficina.
     La noche se está blanqueando, delicioso frío, ¿Cual de mis yo voy a interpretar esta noche? hace mucho que no lo sé de antemano, lo único seguro es que ya no la veré mas, en errático vuelo se pierde como el calor, inevitable en esta constante ¿A donde va? se bien donde irá a posar sus dotes lo que no sé es a donde iré yo a parar esta noche.
     Pronto llego a mi destino, disfruto unos segundos en la vereda antes de emprender pasos inciertos, de mi abrigo saco la vieja careta… este invierno va a ser interesante.

...

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...