martes, 7 de junio de 2011

A los veintitantos

Con tanto tiempo en los techos conocí algunos gatos
con tantos sueños conocí algunas aves
con tanta energía encendí algunas luces
con tan poco regale recuerdos.

Sabía  lo que iba a romper
sabía que el mismo sentido nunca iba a recorrer
sabía de lo difícil que iba a ser
sabía que lo mismo nunca volvería a ver.

Te debí conocer
tenía un corazón libre de negrura
guardaba una luz siempre encendida
me debiste conocer.

Solía ser dificil de atrapar
solía correr cuando debía caminar
solía ser imposible de pescar
solía desaparecer cuando debería estar.

...

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...