viernes, 2 de marzo de 2012

Desde la esquina de tu calle



Me he cansado de ver tu imagen borrosa trasladándose lentamente de un recuerdo a otro

en una colección de souvenirs se han convertido los sonidos y aromas que encuentro al pasar por tu casa

tu ventana abierta y tu silueta a través del tul relaja mi vista y la absorbe haciéndome odiar cada parpadeo

hasta que la oscuridad aún más negra que la de tu calle termina por abrazarte como yo lo hacía

en aquel lugar que ha desaparecido por la evolución de nuestras vidas


tal como debía ser en la minúscula era de la que te quise robar como si fuera un astro

tu presencia para que brillara por siempre en este tiempo de oscuridad y 
egoísta existencia  

aquí afuera en la esquina soy como una sobra bajo el follaje de un árbol o fusionado en un poste

o en cada sombra cuando enciendes la luz desde tu alegría pues como te dije algún día

no sería yo quien te dejaría.





1 comentario:

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...