viernes, 30 de marzo de 2012

El fantasma de un gato pelado


Mastican ferozmente las llamas de fuego los puentes a mis espaldas/
su crujir del pasado me grita con tu voz sin que reconozca su tono/
siendo tú fantasma y yo un gato pelado/
los motivos se quedan contigo/
las consecuencias las ha elevado el humo/
diluyen frescamente con estas gotas tardías tus dedicatorias/
el silencio del final me apacigua/
y en letra corrida un poema pretende agradecerte.

Interesante

Cuando el comodín salió volando con la caliente brisa del caucho

I Con esas mismas gotas nacientes de mi niño interior voy curando el ala de un ángel desconocido que en mi yermo simplemente se ar...