martes, 30 de octubre de 2012

Nocturno



Interactuando bajo mis gotas carmesí/
interrumpida por lapsos de oscuridad en tu veloz andar/
no hay escape de mis largos dedos emergentes de la niebla/
no hay huida más larga que mis pensamientos en tus noches sin sueño.







Otra vez me invitas a entrar/
y me descubro desde la sombra de tu ataúd/
mi oscuridad tu abrigo/
tu eco  mi silencio.









Infectando tus pétalos con mi tonalidad negruzca/
retrasando tus pasos hacia tu futuro de ominosa claridad/
no hay espacio en la piel que te cubre a donde no llegue mi delgado tacto/
no hay verdad más apremiante que mi abandono de tu memoria sin dueño.








La última vez que me viste partir/
me cubrieron los designios de mi maldición/
mi regalo tu esperanza/
tu ausencia mi existir.

...

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...