Raras, como las del Agave

…estas flores que llevo hasta mi habitación cada noche
son las que florecieron en nuestro camposanto
aunque cada mañana se marchitan con el sol y mi corazón
basta  recolectarlas de mi pasado
del  inaudible eco de tu risa
o del tostado de la ceniza 
para que tu espíritu vuelva
a mi cruel insomnio


© Fran Terrones Julca

Comentarios

Entradas populares