domingo, 6 de octubre de 2013

Moderna

I
Muy sutil la sensación de dejadez atraviesa el polarizado vidrio
llegando hasta su áspera mejilla por el desliz de sus lágrimas
esta resolana en su mente evoca aquella cálida mano delineando su facciones
ahora reposa en el suspiro de alivio donde se imponen sus programas
en la segura estancia que no parte de un desvió
de pie frente al espejo observa correcta en aprobaciones.

II
La risa aparece en su rostro como una contorsión automática
como el funcionamiento esperado de los interruptores
como eléctrica reacción por un toque en el tablero
reconoce por concepto la definición frívola del amor tratado
niega por convicción la experiencia de rendición ante los interpretes
para retozar en los vacíos elogios de una compañía simulada.

III
Y el aroma blanco y seco acaricia tu sonrisa mientras miras los jóvenes besos en el parque donde solías pasear.
mientras la cucharita tintinea como la armonía de una caja de recuerdos a cuerda abierta de improviso
puedes verlo en subjetiva ilusoria esperando esa risa que le obsequiabas a diestra y siniestra
esa carcajada que te aliviaba de un futuro que jamás esperaste terminaría contigo con no más que una compañía perruna en tu cuarto
o el vacío que llena el individuo en tu lecho comprendiendo cada aspecto de tu existir sin lograr hacerte reír.

© Fran Terrones Julca





No hay comentarios:

Publicar un comentario

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...