domingo, 21 de julio de 2013

Raras, como las del Agave

…estas flores que llevo hasta mi habitación cada noche
son las que florecieron en nuestro camposanto
aunque cada mañana se marchitan con el sol y mi corazón
basta  recolectarlas de mi pasado
del  inaudible eco de tu risa
o del tostado de la ceniza 
para que tu espíritu vuelva
a mi cruel insomnio


© Fran Terrones Julca

Interesante

Cuando el comodín salió volando con la caliente brisa del caucho

I Con esas mismas gotas nacientes de mi niño interior voy curando el ala de un ángel desconocido que en mi yermo simplemente se ar...