viernes, 5 de agosto de 2016

Instante


… de sus paraísos sombríos viene
de pantanos y recuerdos diluyendo su cuerpo
de latente ausencia
de renuente olvido.

En el mismo circuito de corrientes irracionales y sentidos sin una conexión con lo más humano,
sube ella a  la misma ruta,
conectada a su imaginaria y lastimosa esfera,
con la que él recorre
sus ardientes y desolados días de insípido laburo.

No existen cuantas que rendir
siluetas de duraderos recuerdos huyen
cuando la luz para ellos brilla más que para el resto
sin pesquisa
bajo el menguante
que apenas nos alumbra
aquella noche cualquiera.

© Fran Terrones Julca






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Interesante

Cuando el comodín salió volando con la caliente brisa del caucho

I Con esas mismas gotas nacientes de mi niño interior voy curando el ala de un ángel desconocido que en mi yermo simplemente se ar...