lunes, 16 de mayo de 2016

Marillion en mi tierra





Por fin llego uno de los días más emocionantes de mi vida, Marillion en concierto y EN LIMA!!! Hasta el día nublado comenzó excelente… Y yo resfriado, sintiéndome cada vez peor… así que… no hay medicina más efectiva que un cuba libre bien cargado antes de ir.
Muy emocionado llegue al Gran Teatro Nacional, ahí me encontré con dos de mis mejores amigos (Alex y Ursula), una vez ahí me percate de la diferencia entre un concierto de progre y uno de Metal, en los de Metal la gente… es como una familia, pero felizmente me encontré con otra amiga que estaba también emocionada (Flor).

Una vez en mi lugar pude apreciar el hermoso teatro, la posición de sus palcos a mi espalda me recordaron lo que me dijeron algunos amigos, (te doblaste compare, la acústica es de la puta mare). Para un fanático de Marillion, al cual sus canciones lo han acompañado desde 1989 en cada una de sus experiencias, aventuras y etapas, la espera era realmente jodida, Úrsula mi amiga, (con la que más de una vez hemos cantado los temas de Marillion), tenia los set list de sus otras presentaciones, acertadamente se negó a darme una idea de lo que tocarían, por mi parte no había podido averiguar nada por cuestiones de tiempo, ¿Con que tema comenzarían? Hasta que por fin aparecieron con el inicio de Invisible ManPERFECCIÓN TOTAL!!!!

Por el sonido que llegaba hasta mi cerebro, la calidad valió cada centavo que costo el boleto, sonaba increíble!!!, la iluminación fue realmente genial, bien estructurada para espacios como el Teatro, me parecía un sueño ver lo que estaba presenciado, luego apareció H quien hizo una impecable interpretación que casi me saca lagrimas, es uno de mis temas favoritos y la verdad me convenció y caí redondo.

En Youre Gone, mas calmado me dedique a analizar y apreciar a mi querida banda en su totalidad y algo que me trajo mucha nostalgia fue ver a Pete Trewavas, pues hacia los mismos movimientos con el bajo que había visto desde hace mucho y la verdad que cada vez que hacia hincapié en el bajo, me transportaba y me sentía un adolescente, sobre todo en los temas ochenteros de la banda.

Debo decir que Sugar Mice fue totalmente de Rothery que tal precisión, parecía que estaba oyéndolo en estudio.

Incommunnicado fue la oportunidad de escuchar a la escuela Mark Kelly que ejecuto limpiamente

Cover My Eyes me loqueo, un tema que nunca creí que lo fuera a ver en vivo, los vi y la escuche tal y como los imagine.

No One Can la canté completita, fue genial compartir este tema

Hooks in you fue una interpretación con la energía que esperaba

Easter me transporto al tiempo cuando la oía una y otra vez

Había mucha gente que no conocía los temas más actuales, muchas veces me halle cantando solo por mi zona como fue el caso de Three Minute Boy

Man of a Thousand Faces si fue un tema que esperaba, también lo cante todo, lo disfrute mucho.

King fue bastante emotivo, con el aspecto visual que le dio un nivel al show bastante alto, las imágenes de los artistas que ya nos dejaron fue como para identificarnos por completo.

Para mi Afraid of Sunlight fue uno de los temas fantásticos, me perdí en la lírica y la atmósfera (también de las imágenes)

Las canciones del Sounds fueron geniales pero quizá por ser un álbum tan reciente no levantaron mucho al publico yo diría que fueron los momentos algo bajos, Pour My Love me gusta mucho y fue excelentemente ejecutada, exacta.

Kayleigh – Lavender - Bitter Suite (III – Blue Angel) - Heart of Lothian fueron los puntos más altos del Show, supongo que por ser temas más antiguos y más conocidos aquí en Perú, todos hicimos conexión por fin en ese momento, estos temas si abarcan varias generaciones, me agrado ver a chicos menores que yo cantando los temas, fue un momento emotivo.

Hace tiempo no había ido a un concierto de Rock en la que tenía que estar sentado, ciertamente esto era algo desconcertante, me recordó cuando vino Fish al Teatro Peruano Japonés hace muchos años (2005) en donde me fui adelante, aquí felizmente estaba bastante cerca así que no había necesidad, H con toda su energía y carisma hizo que se acerquen quienes estaban más cerca y termine el concierto de pie, moviendo la melena y disfrutando como se debe un buen concierto.

La performance de la banda fue perfecta, cada uno de los temas fue ejecutado tal cual, por momentos trate de analizar cada uno de los temas pero lamentablemente soy demasiado fanático de Marillion como para hacer alguna otra cosa que no sea disfrutar cada uno de los minutos en los que los tenia frente a mí, no tengo información de cuanta gente asistió, donde yo estaba habían algunos asientos vacíos, supongo que por el precio o la poca difusión de este tipo de música, pero aun así el carácter intimista de Marillion hizo que más de uno se sienta cómodo. Felizmente tenia a Ursula a mi lado a la cual la apachurré un par de veces espero que no muy fuerte.
Como ocurre en las cosas que a uno le gustan, me pareció muy breve, había temas que realmente me hubiera gustado oír pero si lo pienso bien, si los tocaban probablemente hubiese durado 5 horas (el Brave), fue otra cosa que note, no parecían estar cansados después del accidentado viaje, se les veía mucho más frescos que los mismos asistentes.



Oir a Marillion tocando Garden Party fue para mí el momento más especial, incluso más que La primera parte del Misplaced y la razón es más que todo la antigüedad del tema. Escuchar ejecutar cada nota fue un placer… quizá lo puedo comparar a cuando Fish cantó Market Squre Hero al final de su concierto (que me toco el alma)… solo que esta vez fue genial oír a mis viejos amigos Rothery, Pete, Ian y Mark.
Quisiera escribir una crítica sobre el concierto pero solo puedo hacer esta apreciación pues en la mayoría del concierto me mantuve absorto por la experiencia, llevo muchos años oyendo la banda, quienes me conocen saben que, a pesar de todas las bandas y tipos de música que escucho a Marillion siempre lo he tenido sobre todas y no porque sea mejor, tenga mejor o menor técnica que otros (algo que puedo identificar) sino simplemente porque me gusta más, siempre he identificado con su mística, creo que finalmente de eso se trata, fue mágico apreciar en vivo la voz cargada de sensibilidad que logra Hogarth, lo considero único y su caracterización impecable, esa relación que tiene la banda con el público fue lindo, muchas sonrisas y mucho sentimiento.

También capture algunos momentos pero la verdad es que quise disfrutar la experiencia en lugar de preocuparme por filmar, me dedico a ese rublo y lo cierto es que si no tengo si quiera un trípode se que la filmación será una porquería, tampoco lleve cámara porque las que tengo son demasiado grandes y existía la posibilidad de que no dejen que entrara con ella.

Al terminar cuando tuve un tiempo esperando a Ursula, me calme puesto estaba algo abrumado, me senté un momento en el suelo a ver los rostros de quienes salían, estaban bastante calmos.

Abandonamos finalmente el Teatro y no sentí los síntomas del resfrío hasta el día siguiente como le comentaba a Carol, mi amigaza que esperaba una reseña inmediata pues aquí la tengo acompañada de algunos minutos que capture, disculpándome por la mala calidad de estas imágenes.









(un verdadero fan de mis tiempos no podía ir a un concierto de su banda favorita sin un uniforme así que me pregunte "¿Donde carajo saco un polo de Marillion a esta hora? de Marillion todavia cuando la gente regular no tiene ni idea de quienes son!!!!", salí al medio día del trabajo y por una casualidad del destino halle una, y el brother que me lo vendió me dijo "Cuídalo compare que es el único y ya no los fabrican") 

...

…cuando no estoy seguro del rango descifrable de mis palabras de si los rostros que me observan en realidad esconden disímiles naturaleza...