Declaración disuelta

El día que necesite prometer algo que siempre supiste
el día en que firme un contrato por algo que estuvo siempre ahí
será el día en el que le diga al sol que no calienta
pues fueron esos besos que no debimos darnos
esas palabras que no debimos decirnos
esas miradas que nunca debimos darnos
las declaraciones de que no estuvimos conformes
ni con los designios de los vaticinios
o las suposiciones de nuestro destino
y así cada vez que el invierno oscurecía
desde nuestro mutismo salías brillando
y fue así cuando te fusionaste en mi
yo en ti
y desaparecí.


© Fran Terrones Julca

Comentarios

Entradas populares